Tú milagro Dios lo tiene preparado

 

 

Habacuc 3:17

 

Aunque los circunstancial pueda pasar, y Dios provoqué todo, con todo y eso adora a Jehová y gózate en el Dios de tu salvación.

 

Él sabía en medio de su oración, que de lo circunstancial su Dios lo iba a salvar y que a pesar de los que está viviendo, por ahora, Dios lo iba a rescatar. No permitas que lo circunstancial te aparte de Dios porque tu vida depende del Dios de salvación.

 

Deuteronomio 8:13-18

 

No olvides cumplir sus mandamientos y leyes, cuídate de lo que Dios te está dando. Haz visto la bondad de Él en tu vida, no olvides a tu Dios que te sacó de tierra de Egipto. Que tú alma recuerde de dónde te sacó Dios y por todo lo que pasaste y viste. Dios te afligió y proveyó, para hacerte bien.

 

Tu mano y tus fuerzas no te han dado lo que tienes, te lo ha dado Dios. Si trabajas y te esfuerzas, pero tus fuerzas y salud son producto de la misericordia de Dios porque sus misericordias son nuevas cada día. Tienes fuerzas, dinero, empleo, vida porque solo Dios te lo ha dado. Deriva el orgullo ahora, porque no fuiste tu. Él es quien te da el poder de hacer las riquezas.

 

Él es quien te da el poder. La sabiduría, las estrategias, la habilidad, el conocimiento, todo lo que tu necesitas para hacer fructificar las cosas te lo da Dios. ¿Quieres montar un negocio? Dios te dará el poder, pero necesitas primero la sabiduría para que tú corazón no se pierda con el dinero. No solo de pan vive el hombre.

 

Que cuando enfrentes la necesidad tu boca no se llene de quejas y murmuración, sino que recuerdes al Dios grande que tienes. Que aunque te falte algo en casa, si tienes la palabra de Dios en tu vida, viene rompimiento y algo va a pasar.

 

Que lo que declares se haga visible y se haga un rompimiento no solo en las finanzas sino también en todo lo que ha querido limitarte y pararte. Rompe la ansiedad, la falta de fe, el temor, que todo eso se rompa. Que la inconformidad se rompa y los cielos se abran, que la fe se haga visible y sea inconmovible. Que aunque los circunstancial te visite no olvides que es pasajero, Dios tiene más.

 

Puede que estés pasando un desierto hoy, no solo de comida y dinero, puede ser de paz, por eso hoy declaramos que la provisión que necesita tu espíritu hoy comienza a ser suministrado por el Espíritu Santo de Dios y obtendrás lo que tú cuerpo necesita.

Publicar un comentario