El propósito de mi liberación

Quizá para ti la liberación no tiene un propósito, pero para Dios sí.   1 Juan 3:8 RVR1960 [8] El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.   Si Jesús está dentro de ti es […]

leer más

El Espíritu Santo se mueve

Cree firmemente que dónde está el Espíritu Santo de Dios, ninguna maldición ni potestad puede prevalecer. Donde el Espíritu se está moviendo ningún mal puede prevalecer. Donde está su Espíritu Santo hay libertad en el ambiente, en el espíritu, en la mente. Todo lo que quiera ser oposición en este día queda derrotado y arrestado. […]

leer más