Principios de la semilla

Tu primero fuiste semilla y después te convertiste en persona, el principio de todo está en la semilla. La primera semilla fue Adán y el segundo fue Jesús. De esa semilla salió un fruto y ese fruto se multiplicó y el resultado eres tú. Todo lo que haces para Dios es una semilla para Él. […]

leer más

Tu servicio también es una dádiva para Dios, pero hecho como él lo pide, no cuando puedas, quieras o te provoque, sino con el amor y la excelencia que él también te da a ti. Dios quiere pasar en tu casa. Trabajar no es malo, es bueno, porque lo mandó Dios. Pero eso no debe […]

leer más

Prosperidad de Dios

  El milagro no depende de ti, sino de él. Dios solo necesita una circunstancia, así que calificas para el milagro.   Que tus hechos hacia a Dios hablen por su solos. Pero es necesario fe, no tú fe, sino la de Dios en ti, ella transformará la circunstancias.   ¿Por qué las personas de […]

leer más

La Identidad

  Dios puede cambiar el destino de una persona. No importa lo que el hombre puede decir sino lo que Dios ya dijo y determinó para ti.   Sí quieres saber cuál es tu identidad en Cristo es momento de buscarlo y conocerlo.   Lo primero que el diablo ataca es la mente de una […]

leer más

Hoy visitaré tu casa

  Hoy Dios visitará tu casa te dice el Señor, no es otro día, es hoy. Y sabes que en dónde Jesús llega nada queda igual.   No es lo mismo conocer a alguien a qué conocer quién es, eso necesita una relación.   Lucas 19:1-6 RVR1960 [1] Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando […]

leer más

Recuperando lo perdido

  Se empezará a recuperar lo perdido. Hay que dejar el pasado atrás. ¿Sabías que el hombre no ha podido restaurar a un hombre caído? Porque cuando el primer hombre de la creación cayó, nadie lo pudo restaurar, solo Dios mismo, dijo “Me tengo que valer de otro hombre”. Hay personas que cuando están tan […]

leer más

  Efesios 6:12 Si entiendes este principio toda tu vida será distinta, no puedes resolver un problema espiritual con armas terrenales.   Debes ser cristiano verdadero, no puedes llamarte así y dices groserías y hablar de los demás. Como le creen a una fe que no vives, hablas de un Cristo que en ti no […]

leer más