Tu Dios no te desampara

 

Salmos 35:27

Eres el producto de la misericordia del Padre. Muchos le llaman Señor porque sólo han conocido el lado de castigo de Dios, pero tu has conocido el verdadero amor del Padre, que te levanta, te fortalece, te ama. Mientras muchos han conocido la parte del juicio y lo duro del Padre, tu lo has conocido como el papá que te ama, que no está pendiente de tus caídas sino de que necesitas de él para levantarte.

Dios vino a decirte que conoce tus debilidades y caídas pero llegó hoy a levantarte.

¿Qué significa desamparado? Que algo o alguien no tiene la protección que necesita. Si crees que tu has estado así, sólo, vacío, sin ayuda, hoy tu Padre vino a decirte que aunque las circunstancias parezcan decir que estás sólo, él te dice que está contigo. Un buen Padre nunca deja a su hijo sólo.

Dale gracias a Dios porque en muchas circunstancias esperas y te mantienes con el afecto físico y almático de otras personas, pero resulta que tu Dios nunca te ha dejado ni desamparado, y eso es suficiente.

Si te has sentido sólo y desamparado aquí hay un Padre bueno que te ama y nunca te ha dejado ni dejará.

El siempre está pendiente de ti y nunca a dejado a sus hijos caer, solos, desamparados, sin provisión. Él está pendiente de ti y vino a fortalecerte de adentro hacia afuera.

Él quiere que tus preocupaciones las eches sobre él. Y la provisión es en todo, si es de su presencia, de su calor o compañía, lo que necesites, él te lo dará, sea necesidad espiritual o física. Agárrate de esa promesa. No han visto justo desamparado ni su simiente que mendigue pan.

Tu no estás sólo, jamás lo estarás, escrito está que nunca Dios a dejado a un justo desamparado, hay ángeles a tu disposición para cuidarte y socorrerte.

Dios está contigo y a tu favor. Él es tu pronto auxilio, ¿a quién irás sino es a él?

Publicar un comentario