Soy portador de una palabra de poder

Lo que digas será hecho, por lo tanto debes tener cuidado con lo que hablas.

Las palabras son semillas que se siembran en el tiempo en el mundo espiritual, todo lo que digas sucederá.

Proverbios 18:20

20 Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre;

Se saciará del producto de sus labios.

Tus frutos son producto de tu semilla. Lo que tu digas se hará. Tu palabra no se las lleva el viento, tu palabra da frutos.

Eres un ser creado con autoridad que su palabra tiene poder, porque lo que digas se siembra en el tiempo y da frutos.

Números 14:28

28 Diles: Vivo yo, dice Jehová, que según habéis hablado a mis oídos, así haré yo con vosotros.

¿Vas a arrepentirte por lo que haz hablado o estás agradecido por lo que has dicho? ¿qué haz hablado tú? ¿cuáles son los dichos de tú boca?

Cuando estás bien es normal que salga de tu boca agradecimiento y gloria, pero la verdad es lo que sale cuando estás en medio de las circunstancias. En el momento malo ¿Quién eres? ¿qué dices? Eso realmente eres tú.

Tu prueba no es cuando todo lo tienes sino cuando todo te está saliendo mal y no está como tu quieres ¿de qué se llena tu boca?

Declara que tu boca en todo momento se llenará de decretos y alabanzas, que no te moverá lo que ves y lo que estás pasando, sino que vas a hablar de lo que Dios va a hacer a tu favor.

Lo que tu digas te será hecho dice el Señor.

Que tu boca se llene con alabanzas cuando veas que todo está mal.

Que el Señor toque tu boca para que tus labios canten alabanzas de día y de noche y ahí todos conocerán tu Dios de gloria y poder. Que tu boca no hable de lo que está viendo sino que saque ríos de alabanzas, porque de lo que digas vas a comer.

Eres portador de una palabra de poder.

Ahora no vas a maldecir sino a declarar, anula lo malo, declara lo Bueno. Lo que ves hoy es el resultado de lo que dijiste ayer.

No son los pensamientos positivos lo que te va a dar la victoria, sino lo que tu digas que esté escrito en la palabra.

Marcos 11:23

23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

¿cuál es ese monte o montaña que te ha hecho frente?

Aunque te digan loco, háblale a la circunstancias. Dios no es mentiroso, él dijo que lo que digas te será hecho. No tienes, tu Dios pues suplirá todo conforme a sus riquezas en gloria, tu enemigo te persigue, ningún arma forjada prosperará.

Tu palabra da frutos, debes creerlo. Lo que tu digas te será hecho.

Publicar un comentario