Recuperando el diseño de Familia

El diablo no tiene poder para destruir familias porque él no las creó. El plan de él es destruirla porque eso destruye la plataforma de Dios.

El mundo tiene una idea distorsionada de la familia. El problema es quién gobierna a las personas que conforman a esa familia, precisamente por no ser Dios vive distorsionada.

Dios en el huerto del Edén aprobó el matrimonio, y la familia al nacer los hijos.

Dios todo lo hizo perfecto, pero por no seguir esa perfección nos convertimos en imperfectos. Todo lo imperfecto se imperfeccionó en el vientre. Dios sacó a la mujer de la costilla del hombre porque si la sacaba de la tierra iba a ser igual.

El diseño de Dios está en la Biblia y los hombres lo han sacado para engañar a la familia, para enriquecerse y dañar.

Puede haber familia sin diseño, los conformados por dos hombres o dos mujeres, pero Dios no la creo así.

 

Génesis 3:16-17

16 Luego le dijo a la mujer:

«Haré más agudo el dolor de tu embarazo,
    y con dolor darás a luz.
Y desearás controlar a tu marido,
    pero él gobernará sobre ti[a]».

17 Y al hombre le dijo:

«Dado que hiciste caso a tu esposa y comiste del fruto del árbol
    del que te ordené que no comieras,
la tierra es maldita por tu culpa.
    Toda tu vida lucharás para poder vivir de ella.

 

Si estás rebelado a la palabra de Dios estás rebelado contra Jesús y por lo tanto no tienes salvación.

Dios siempre a dicho, el problema es que la iglesia no ha querido escuchar a Dios, cambiaron sus oídos para escuchar al hombre no a su creador.

Mujer, tus hijos fueron sembrados como semillas en tu vientre para glorificar a Dios, pero no sucede porque tu no los riegas, no das ejemplo y dañas el diseño.

Cuando la mujer pecó entró en ella un espíritu de rebelión y culpó al hombre de su dolencia en el parto.

Alguien tiene que retomar el diseño del cielo en la tierra.

El hombre debe sujetarse a Dios y la mujer al hombre.

Dios le dijo al hombre que por hacerle caso a la mujer pecó. La mujer llevó al hombre a pecar. Por lo tanto la tierra fue maldita por el pecado del hombre, ya su vez fue maldita la creación entera.

Antes de pecar, la tierra le daba todo al hombre, por pecar tuvo que salir a trabajar para ganar esa provisión. El hombre es el responsable de traer la provisión, pero actualmente está distorsionado el diseño.

 

Proverbios 14:1

14 La mujer sabia edifica su hogar,
    pero la necia con sus propias manos lo destruye.

 

 Dios es el dueño de la familia por lo que él deber ser el que elija las parejas, no los hombres por sus deseos.

La mujer sabia construye, la mujer necia destruye lo que ella misma construyó. Construcción o demolición, eso es lo que diferencia la sabia de la necia. Ella se destruye a sí misma y a su propia familia. La mujer no necesita a nadie para ser necia, sino rebelarse a la palabra de Dios para destruir todo.

La identidad familiar está en Dios. Él es el dueño de la familia. Si dices que él está ahí, debes leer la Biblia para saber si está dentro del diseño.

 

Efesios 3:14-15

14 Cuando pienso en todo esto, caigo de rodillas y elevo una oración al Padre,[a] 15 el Creador de todo lo que existe en el cielo y en la tierra.[b]

 

La familia no depende de una ley terrenal sino celestial. Por lo tanto hay que vivir como Dios dice, no como la ley del hombre dice. Dios no aprueba lo que la tierra dice, porque él fue quien creó al hombre. Dios creó el matrimonio en el cielo y lo estableció físicamente en la tierra. Lo que Dios hace él mismo está llamado a resguardarlo y no hay nada que lo destruya porque es su diseño.

El nombre de la familia le pertenece a Dios y él es quien da la autoridad para constituir una familia, si él lo aprueba no puede el mismo desaprobarlo.

Dios no hizo familia con personas peleonas ni conflictivas, eso es del mundo y la iglesia lo copió.

Jesús y el Padre son el modelo para la relación de un matrimonio y revela el tipo de vínculo que debe existir entre el esposo y la esposa.

Siempre culpamos al diablo del fracaso de nuestro matrimonio y familia, y siempre ha sido culpa de nosotros mismos.

La adoración no es cantar sino vivir bajo el propósito de Dios, y ahí está incluido el matrimonio.

Cristo es la cabeza del hombre, y él hombre de la mujer, pero Cristo siempre necesito una cabeza y esa es Dios. El diseño se quebranto porque cuando Cristo fue a buscar al hombre encontró a una mujer. El hombre sólo tiene que hacer lo que Cristo dice. En ese diseño no hay autoridad, gobierno, ni poder. Son familia porque tienen hijos pero no bajo el diseño de Dios.

El diseño se rompió porque el hombre que es cabeza abandonó su puesto y relación con Cristo, por lo tanto perdió el sacerdocio y autoridad. El hombre debe estar sujeto a la voluntad de Dios y que Cristo sea su cabeza.

Para que la familia este bajo el diseño el hombre debe estar conectado al Espíritu y su esposa conectado al mismo Espíritu por él, para que así la familia esté bajo el Espíritu de Dios. Y para mantenerlo hay que mantener el lenguaje divino.

Hay que recuperar los valores y principios en la familia y eso no lo da la educación sino la misma familia. Cada miembro de la familia debe cumplir su rol. La mujer no puede usurpar el puesto del hombre porque daña el diseño y destruye la familia.

Cristo es el modelo de la relación del esposo con la esposa.

 

Efesios 5:21-23

21 Es más, sométanse unos a otros por reverencia a Cristo.

22 Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor, 23 porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es cabeza de la iglesia. Él es el Salvador de su cuerpo, que es la iglesia.

 

Si tu estás sujeta al Señor debes estar sujeta a tu marido, en el buen sentido de la palabra. El hombre puede ser el hombre pero sino está bajo la autoridad de Dios no tiene autoridad.

El esposo divino, que es Jesús, sirve de modelo al marido, y el ejemplo para la mujer es la iglesia. Hay que retomar el diseño de la familia que Dios estableció.

Publicar un comentario