Orar es la llave

Mateos 21:22

22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Dios nos encerró desde el principio de año para prepararnos, porque cada vez los tiempos se pondrán más difíciles. Pero él siempre escoge a un grupo para prepararlo, para que cuando llegue él momento más difícil ese mismo grupo salga y glorifique al Padre.

Lo que está pasando en el mundo no debe tocarte a ti porque tu no perteneces a él. Las personas no entienden como dentro de tanto caos tu estás feliz y estás bien y es porque dentro de ese caos es que la iglesia debe resplandecer.

No te conformes con orar y no ver respuesta, ya tienes el por qué sucede eso. Para ver frutos debes ser santo, consagrado y acorde a esa oración para que se vea el fruto. No basta con que ores para apagar el fuego, debes orar en todo momento. Si oras creyendo y con una vida correspondiente verás respuesta.

Sí en el corazón del que ora está Dios, él escuchará y dará respuesta. No puedes vivir la vida que quieres, debes vivir la vida que agrada a Dios para que actúe en tu situación.

Aunque para los demás sea un año terrible, para ti tiene que ser distinto porque Dios obra a tu favor. El cielo está lleno de peticiones esperando en quién caer. A partir de hoy se hará visible y palpable la respuesta que tu necesitas.

Marcos 11:23

23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

Puedes soltar texto pero si no tienes una vida conforme a ella no se puede cumplir. Algo bueno viene para el que vive la palabra y la cree. Lo que hasta ahora has visto no se compara con lo que viene.

Oseas 2:21

21 En aquel tiempo responderé, dice Jehová, yo responderé a los cielos, y ellos responderán a la tierra.

El pueblo empezó a amar tanto lo que Dios le había dado que tubo que tomar cartas en el asunto y volver sus corazones a él.

Tus oraciones llegan al cielo y del cielo deben descender las bendiciones a la tierra. Cuando vuelvas tu corazón a él todas las oraciones van a tener respuesta. Las respuestas que están hasta ahora contenidas se harán visible con las respuestas del cielo.

El cielo y Dios te responderá y la tierra comenzará a recibir las cosas por lo que tanto estás orando.

Este año tu decides, si será un año oscuro como el de otros, o un año oscuro pero resplandeciente para ti. La oración es la llave y te tiene conectado al cielo, no debe ser una oración ocasional, sino una vida llena de oración.

Dios no te va a enamorar en tu recámara sino en tu desierto. Ahí es que él descubrirá si de verdad lo amas.

Publicar un comentario