La maldad y el juicio del hombre

 

Hombre es hombre, llámese cristiano, católico, mormón o brujo, todos lo son, sin importar el dogma que practiquen, no importa donde estén o lo que estén haciendo, Dios los visitará con su juicio. Él no debe pedirle permiso a nadie, él lo hace y punto.

Si tú ves al impío correr peligro y no lo adviertes no solo él se perderá, sino tu también. Llegó el momento en el que hagas visible a Dios en donde estés. No puedes estar ahí y no hablarle de la verdad al que está practicando el mal, porque su sangre correrá en por ti. ¿Por qué? Porque te convertiste en oscuridad cuando eras luz.

El cristiano verdadero nunca venderá la verdad por lo que puedan ofrecerle.

Génesis 6:17

Dios nunca dijo que no se iban a morir los hombre en medio de un diluvio en la tierra. Sino que su pacto con Noé fue que no acabaría de nuevo con la tierra con un diluvio.

Los brujos se dejan usar por lo malo y los cristianos deberían dejarse usar por lo bueno.

Dios primero dijo lo que iba a hacer, y no necesitó a nadie para ejecutarlo. Al tenerlo listo llamó a Noé y le dijo, prepárate. Comienza a construir un arca y le dio las medidas, los materiales y él se puso a hacerlo, además predicó la palabra de arrepentimiento y convertimiento.

Hay cantidad de personas llamadas cristianas que dicen que aman a Dios por lo que ha hecho en sus vidas, pero siguen sin arrepentimiento y viviendo igual que antes.

¿Por qué Dios tuvo que desatar su irá y justicia sobre el ser humano cuando ya había dicho lo que iba a hacer? Porque no ha habido arrepentimiento y convertimiento. Es que él llegue y estés limpio y puro para cuando venga, no es que estés en un culto, sino en la condición que estás en ese culto. No te salvarás por ir un día a la semana a un servicio, sino por la vida que estás viviendo.

Lo que ocurre en el mundo actual es producto del pecado del ser humano. Si nadie pecara la justicia igual existiera pero no habría porque aplicarla. Estamos en tiempos de dolores, angustia y desesperación, de un lado al otro, mientras Dios está visitando la tierra.

El juez determina quien es o no culpable de condenación, de acuerdo a la gravedad de su falta es el castigo y la justicia aplicada. Sin embargo, el juez humano no sabe aplicar más la justicia que quien la hizo. Hay que advertirle a la iglesia que por la maldad que ellos están practicando también serán visitados por la justicia de Dios.

Génesis 6:5-8

Tu tienes la libertad de creer y cumplir lo que Dios dijo o no creer y hacer lo que tú quieras.

Hoy día todo lo malo se esta aplaudiendo, dando honores y exaltando al mundo, por eso ha llegado su juicio porque no hay nadie que pueda hacer algo en contra de la manifestación de la justicia de Dios. Noé advirtió al ser humano antes del diluvio, pero nadie creyó. Hoy no es muy diferente, lo distinto es que la maldad se ha ido multiplicando día trás día.

Como creyentes debemos ser diferentes y no practicar lo mismo que el mundo. Si un sacerdote y un apóstol están practicando el mismo pecado ¿Vendrá el juicio de Dios solo para el sacerdote y no para el apóstol? No, porque sería Dios injusto, él no hace excepción de personas, pecado es pecado y su juicio viene a todo el que haga mal así diga llamarse hijo de Dios. A ti te visita el Dios que tú escojas, el de amor si eres diferente o el de justicia si eres igual que el mundo. Viene el Dios bueno para los que son justos y el Dios de irá para los injustos. No te escudes de tu libre albedrío para seguir sentado en una congregación pecando, creyendo que serás salvo, esta es la verdad y tienes que entenderlo.

Los nombramientos grandes no te hacen intocable para el juicio de Dios. Todo el mundo será visitado por su justicia, el bueno y el malo, lo diferente será lo recibido por parte de Dios. ¿Para dónde se fue Ananías y Safira al morir? Si fue Dios quien acabo con ellos no se fueron al cielo, se fueron al infierno no por no dar el dinero completo, sino por mentirle al Espíritu Santo.

Dios sabe que vas a pecar antes de que lo hagas. Y te ama tanto que te advierte antes de hacerlo ¿Crees que sí igual pecas y no te arrepientes y te conviertes serás perdonado?

Dios conoce todo y por eso es el juez justo, no se parece a los de la tierra, su justicia si es verdadera.

El pecado se guarda en el corazón y de ahí viene la manifestación. No es jugar a ser cristiano evangélico, es ser hijo de Dios y discípulo, que es el que siempre estará dispuesto a escuchar la enseñanza del maestro, arrepentirse y no volver a pecar con lo mismo.

El amor está por encima de todos los dones y talentos, es un fruto para vivir amando, respetando, teniendo paciencia y ayudando a otros. Saberte un texto bíblico no te hace Santo, te hace Santo vivirlo.

Si no amas a tu hermano tu lo estás matando, no hace falta darle un tiro.

Génesis 6:6

El lugar de tus hijos actualmente no es la iglesia sino todo lo que el mundo les ofrece, y no culpes a más nadie, eres tú el culpable por no dar ejemplo y supervisar qué hace o con quién anda.

Dios no hizo al hombre para destruirlo, pero por no arrepentirse tuvo que manifestarse con su justicia y acabar con ellos. Hoy pasa lo mismo, su maldad se multiplica y no hay arrepentimiento en ellos.

“Señor tú me amas” le dices, y ciertamente es así, pero eso no te da libertad a ti de seguir pecando sin arrepentirte, convertirte y no hacerlo más. No puede existir en tu vida el Dios que te perdona cada vez que pecas y el Dios que da cargo sin importar lo que hagas, eso lo hace el hombre. Tu salvación viene acompañado de tu santidad. Bajo la promesa no puede estar el que está pecando y matando por ahí, ese no es el Dios de la biblia, el Dios de la biblia es justo y pide que todos sean santos. Quien está bajo la promesa debe vivir como tal, en santidad, no como todo el mundo. No puedes ser más rebelde que obediente.

¿Cómo le vas a presentar al Dios justo si tú no lo conoces? ¿Qué tanto conoces a Dios cómo para presentárselo a otros?

Dios no anda desesperado ni estresado, el habla y espera que obedezcamos, porque él todo lo sabe, todo lo ve y todo lo hace, que tú no hagas caso no va a hacer que él se desenfoque de lo que va a hacer. Nada puede perturbar a la mente eterna. Antes de que tú hables él ya lo sabe.

Si dices que sientes el haber pecado y que el pecado te produce pesar en el corazón pero continuas cometiéndolo, significa que te estás burlando del Dios Santo. Eso es un punto a tu favor para que su justicia te visite.

Dios no ha cambiado, vive y sigue siendo Dios. Es quien da orden a la naturaleza y ella ejecuta.

No es decir que eres cristiano evangélico, es manifestar a Jesús.

Génesis 6:7

Dios tal vez pensó que no encontraría a un hombre justo, hasta que encontró a Noé. Procura que seas ese alguien justo que Dios encuentre, el Padre siempre tiene a alguien reservado, busca estar tu en esa reserva. Conságrate para que tú y tus hijos califiquen. Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. ¿Hoy tú puedes decir que estás como ese hombre?

¿Cuál debería ser tu ocupación? Hallar gracia delante de Dios y no de los hombres. Puedes recibir un puesto pero sin la gracia de Dios en tu vida, por como vives, un liderazgo sin vida está puesto por el hombre. Más debe valerte su gracia que el puesto que cualquier hombre pueda ofrecerte.

Que tú, tus hijos, familia y generación hallen gracia delante de Dios por la vida que vivan, no corrompido por el diablo y su sistema, que le digan no a las manifestaciones, a la fornicación, al adulterio, al robo, al vicio, a la muerte, depende de ti. La maldad se multiplicará pero en nuestra generación se multiplicará el bien, así fue la generación de Noé que encontró gracia delante de Dios, que no se dejó corromper y desviar por el mundo, no fue fácil para él y no lo será para ti, pero para los que le temen a Jehová el ángel de Jehová acampará alrededor. Defiende y cuida tu generación, defiéndela del sistema y familiares que quieren corromperlos. Noé no perdió a sus hijos, ni a sus yernos, ni a sus nietos. Él fue recto, justo, fue ejemplo. No necesitas biblia, necesitas vivirla para que seas ejemplo para los tuyos y vean a Jesús, a Nehemías, a Daniel, a los hombre de la biblia, no ninguno de la tierra porque no tienen nada bueno que imitarle. Deja de seguir al hombre y sigue a Cristo. Que tus hijos vayan a la iglesia a buscar a Cristo, no pecando y buscando al diablo.

Esta generación será de Dios y va a enfrentar al gigante. Que no hablen ni escuchen a charlatanes, que escuchen lo que dice Dios, que no roben, no pequen, no maten. Es momento de hablar y enseñar a una generación santa. Que no sean los docentes que los enseñen, que sea papá y mamá en casa, levántate frente al diablo y defiéndelos de él, porque lo malo es malo venga de quien venga.

Noé era justo y limpio en esa generación, así que corromperse es una decisión. ¿Tu familia quiere estar corrompida? No vayas con ellos. No te dejes contaminar porque tu eres la respuesta para ellos. No puedes vivir y hablar igual que ellos, pecando y haciendo lo mismo para agradarles, tu eres instrumento para que ellos se conviertan, si te corrompes con ellos quién será el instrumento para que sean salvos.

Las prácticas del mundo son del mundo, tu no eres de este mundo, tu eres extranjero y peregrino.

La familia de Jesús apareció en el aposento alto y no fue porque Jesús se volviera a ellos sino que les dio ejemplo. Eso los salvó.

Noé tomó la decisión de no andar con ninguno de ellos, tomó la decisión de caminar con Dios y su generación vio el ejemplo y caminó con Dios.

Para ser luz tu testimonio tiene que hablar por ti.

Tu familia se salva por tu testimonio. Si te unes a ellos te perderás con ellos.

La vida recta de Noé y su familia fue lo que hice que Dios los bendijera, porque Dios busca a personas santas e íntegras.

Mateo 24:37-42

Es triste que Dios te hable, venga a manifestar su juicio y tú no entiendas. En el tiempo de Noé llegó la llovizna y las personas seguían pecando, hasta que el diluvio se los llevó. Los animales obedecieron y los seres humanos no.

Que la historia de Noé y el tema de hoy sea una alerta para ti. Es momento de cambiar, deja de seguir y sujetarte al hombre y sujétate y sigue a Dios.

Lo que venga sobre la tierra no debería encontrarte desprevenido en la vida porque Dios te está advirtiendo.

Al no predicar retardamos la venida del Padre a la tierra y por ende más sufriremos.

Muchos evangélicos están seguros de su salvación, pero su vida es la misma que antes de conocer a Cristo, yendo todos los domingos a la congregación pero sin cambio, transformación ni arrepentimiento. La falsa seguridad de los evangélicos es la que los engaña para creer que a pesar de la vida que viven el juicio del Padre no los visitará.

¿Estás listo para recibir la manifestación del juicio de Dios sea cuál sea?

Lucas 21:34

La gente actualmente lo que necesita es dinero, pero por encima del dinero deben buscar al Dios que puede dárselo, para que el dinero no se convierta en su dios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicar un comentario