¿Habrá algo difícil para Dios? 

El ángel que se le apareció a María estaba antes de la creación del mundo, vio cuando Dios creó el cielo y la tierra, vio cuando separó la tierra de los mares, vio cuando creó a Adán y a Eva, precisamente por ser testigo de todo, eso le dijo a María “Para Dios no hay nada imposible”.

Ese ángel fue testigo de cada una de los testimonios de los hombres y mujeres de la Biblia, por ser testigo tiene la convicción de que para Él no hay nada imposible. Vio como un pueblo fue libre, como abrió el mar en dos, como hizo de una mujer estéril madre, como convirtió la serpiente en vara, y ese mismo Dios que lo hizo en ese tiempo, hoy también lo hará contigo.

El evangelio no es algo que se entiende, es un espíritu que se capta. No dejes de caminar con tu bendición, porque nunca estarás sólo.

Solo hace falta un intercesor que se levante como Moisés, el será suficiente para que Dios actúe. Con ese intercesor, en medio del caos, llegará la luz.

Dios está buscando corazones humillados y arrepentidos, porque el diablo no puede humillar al que vive humillado delante de Dios.

No hay nada en tu cocina, prepara la lacena, aunque no haya nada, prepárate para la bendición, porque para Dios no hay nada imposible. Aunque tu no lo veas, cree, él está trabajando.

Porque no hay nada imposible para Dios. El Padre no se enamora de ti por estar en un púlpito, él se enamora de ti cuando estás en lo íntimo.

Sigue adorando, avanza, aunque no veas nada, ya la bendición está lista.

Estás apunto de ver lo mejor y vivir lo mejor de tu vida. Quien persevera hasta el final será testigo de lo grande que Dios tiene para sus hijos.

No te preocupes si el dólar sube o baja, si el presidente sigue o no en la presidencia, si tienes o no comida o pasaje, depende de él, porque la bendición viene de camino.

Sí tu dependes directamente del cielo, el Padre siempre te responderá, Dios va a restituir lo que un día el mismo se llevó. La visión que él dio para esta casa se llevará a cabo, critique el que critique, hablé quien hablé, Dios lo dijo y él lo hará.

La misma falsa religión que mató a Jesús en la cruz, está por ahí aún viva matando propósitos. No dependas del hombre y las circunstancias depende de Dios y obedece, él respalda a quien llama. No te preocupes va a suceder.

No preguntes cuándo, si lo crees, es suficiente, porque no hay nada imposible para el Padre.

Durante 400 años Dios no le habló a su pueblo y fue terrible vivir de glorias pasadas. ¿De qué sirve una gran celebración sin la presencia de Dios?

Mantente en la bendición porque no hay nada más glorioso que entre tanta gente que escucha al diablo, tu escuches a Dios, que haya tanta gente que viva llena de pecado en una iglesia y tu te estés sacrificando para Dios.

Ese mismo ángel que fue testigo del nacimiento de Jesús, es el mismo ángel que será testigo de lo glorioso que vendrá para los fieles a Dios. No hay corona si no hay una cruz primero, no puede haber resurrección si primero no hay una muerte. Hay que pagar el precio.

¿tú crees que todo lo que estás haciendo para Dios es en vano? Todo lo que estás haciendo Dios lo está viendo y te recompensará.

Había un endemoniado esperando a Jesús, había una mujer con flujo de sangre esperando a Jesús, hay muchos que están esperando que tu lleno de Jesús llegues para que los liberes. El diablo no está interesado de matarte, sino de neutralizar tu propósito, es mejor tenerte dentro neutralizado por el sistema, para así poder parar la obra de Dios.

Vas a obtener lo de Dios en este tiempo.

Dios se está moviendo y nada de lo que estás haciendo es en vano, lo que viene no lo detiene nadie, ni el mismo infierno lo detiene. El diablo no va a entrar a la profundidad del cuarto de batalla que tienes.

En tu vida no hay un fracaso porque Dios te sostiene. El fuego no puede consumir el fuego, por eso el propósito sigue intacto.

En estos tiempos se necesita una iglesia entendida que vaya por más.

Ve por más, no te conformes con lo que tienes.

La unción del Santo pronto será revelada, hay una unción mayor aún oculta que pronto saldrá a la luz y nadie la detendrá. En este tiempo esa unción será depositada y pronto se verá. Así que prepárate para lo que viene porque el manto se levanta con doble porción.

Levántate, ve por más, porque no hay nada imposible para Dios.

Sí Dios ha sido capaz de tanto ¿cuánto más no hará por ti si te mantienes fiel a él?

Un mundo asustado necesita a una iglesia valiente.

Faraón no sabía que estaba formando, con todas su pruebas, a quien iba a liberar a un pueblo. El cielo ya lo dijo.

Comienza a arar la tierra y prepárate para la lluvia. Bota la ropa vieja, limpia la nevera y la lacena vacía, saca la licencia y prepárate para la lluvia.

Dios no puede llenar lo que está lleno, tienes que vaciar para que él pueda llenar.

Sí Dios tiene que quitar algo para que lo puedas a escuchar, va a valer la pena. Le quitó la vista a Pablo para que lo pudiera escuchar, entonces lo que te quite a ti va a valer la pena.

Así la vida te haya dado duro, no te preocupes las flechas ya se le van a acabar. Porque no hay nada imposible para Dios.

Publicar un comentario