El poder de la oración

Dios te ha estado preparando para los tiempos que se están viviendo, porque están peligrosos aún para los hijos de Dios.

El diablo ha hecho cosas y por no estar apercibidos estamos viendo los resultados. Sin embargo, está dando herramientas para que te levantes del lugar en donde estás.

¿Sabes qué es tener la necesidad de buscar a Dios y no tener las fuerzas y el ánimo? Ha sido un espíritu demoníaco enviado para destruirte y destruir a la iglesia de Dios. El diablo trajo con eso enfermedad, conflicto, destrucción. Si tu como creyente usas la boca para destruir a tu hermano tu religión es la misma que la de un musulmán. El amor no te lleva a matar sino a cambiar y mejorar, Dios te ama tanto que quiere que no lo hagas más.

No puedes soportar en tu carne los ataques del diablo, nadie humanamente puede. Hoy de que te levantas, te levantas.

La iglesia que quedó pos-pandemia dejó a un pueblo distraído y sin tiempo para orar. Satanás distrajo a un pueblo y lo sacó del tiempo de oración porque sabe que es la única que tiene poder y autoridad para acabar con todo lo que está sucediendo en el mundo, las circunstancias enfriaron a la iglesia, con el entrenamiento quedó vacía y sin consagración.

Lucas 18:1

18 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Dios dejó muy en claro en su palabra que debemos orar siempre, por encima de las circunstancias, sin parar y cesar. No busques tiempo ni esperes el tiempo, determínalo porque es necesario para levantar tu vida y familia.

El único que tiene que orar no es el pastor, tu también necesitas buscar a Dios para que te dirija en tu vida, te enseñe a guiar a tus hijos, para las soluciones de las circunstancias. Lo que pasa es que tu conocimiento se monta por encima de tu necesidad de oración. Sí tienes una decisión importante en tu vida no la tomes sin orar, porque sólo así es que el Espíritu Santo te puede ayudar, no puedes pretender que tu oración, ya en medio del problema haga algo.

Sí tu oras primero, lo que hagas te saldrá bien.

Sí estás inestable es porque no es suficiente la oración que estás haciendo por que ella en sí misma es vida. El cristiano que deja de orar empieza a vivir una muerte lenta. No sabes cuando empezó el desánimo, el no tener ganas de buscar a Dios y no ir a la congregación. Sí tu te mantienes orando el Espíritu Santo te guía a toda verdad. Hay un pueblo que va a un culto diciendo que Dios lo llena Todo, pero al salir buscan llenarse con las cosas del mundo, contradiciendo lo que sale de su boca.

Cuando tu casa está en peligro buscas la manera de resguardarla, igualmente debes hacerlo con tu vida espiritual, si dejas de orar estás quitando el cerco que protege tu vida. Hay mucha gente viviendo una muerte lenta, perdiendo la pasión por Dios y la respuesta de su problema es que dejaron de orar. Dios quiere que hoy ese cerco se levante y quede arriba. Todo lo que el diablo quiso hacer durante todo este tiempo se acaba hoy.

No critiques al hermano que se descarrió, levántate con amor a orar por ellos porque quizá perdió las fuerzas. Velos con ojos de amor y ternura y arrodíllate por ellos y cree que hoy se levantan en el nombre de Jesús. Sí tu caminas en el amor de Dios no hay tiempo para odiar.

Cuando reconoces que estás débil en un área es momento de arrodillarte y decirle ¨¡Señor te necesito porque no quiero seguir pecando y fallándote más!¨ no es un eslogan es una acción. Determínate, reconoce y dile a Dios que tu solo no puedes y que necesitas de él.

La religión como muchos le dicen, no es solo para hacer cosas buenas, es para que Dios cure lo que el mundo no puede.

Sí tu buscas a Dios todo lo vas a encontrar.

No es que las enseñanzas de intercesión no son efectivas, es que no hemos podido ponerlo por obra y nadie se ha preocupado por ayudar. El buen soldado no critica sino que si ve que su hermano no puede se levante a favor de él, y no con las fuerzas de su humanidad, sino orando a Dios que es el único que puede hacer.

El que deja de orar se le acaba las fuerzas.

Sí tu enseñas a tu hijo a buscar a Dios en todo momento, cuando tu estés entretenido, él orará, buscará a Dios y él lo ayudará.

Tu eres quien lleva la presencia de Dios a tu vida por medio de la oración, no desmayes.

Lucas 22:43

43 Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle.

Dios los llevó a orar para que él ángel de Jehová lo fortaleciera, quédate ahí hasta que llegue el ángel, que en medio de tu angustia te fortalecerá. Sí sales del sitio de oración no podrá llegar.

La oración te libra de la tentación.

Lucas 22:46

46 y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.

Cuando oras tus defensas están fortalecidas, porque la oración te mantiene firme, te abre los ojos y te da discernimiento.

Sí no oras, en vez de obedecer al Padre, te regresas al charco de donde Dios te sacó. Fortalécete en oración.

Mateo 21:22

22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Sí requieres carácter y estabilidad espiritual la oración te lo va a dar. La palabra dice que todo lo que pides al Padre en oración Dios te lo va a dar, sea cual sea tu necesidad, sea física o espiritual, la respuesta está en la oración.

La oración te libra de los leones y del horno de fuego. Cada uno de los creyentes en sus circunstancias a pasado por estos dos momentos, no te das cuenta porque Dios te ayudó. Habrá un horno y unos leones en tu vida para probar si crees en Dios.

Daniel en medio de las circunstancias no tenía miedo porque sabía a qué Dios le servía, porque lo conoció en oración y todo lo pedía en oración. Tu en medio de la angustia y el problema ¿a dónde corres? A donde salgas corriendo le dice a Dios en quien confías. Nadie tiene el poder de sacarte del foso de los leones. Tienes que buscar a personas que en medio de tus problemas te empujen a orar.

Todo lo que fue diseñado para acabar con los hijos de Dios será la plataforma para impulsarlos. Tendrás respuesta cuando en medio del problema vayas corriendo a Dios.

Cuando en medio del problema buscas a Dios, la circunstancias no te van a encontrar a ti, sino al Padre.

Salmos 91

91 El que habita al abrigo del Altísimo

Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;

Mi Dios, en quien confiaré.

Él te librará del lazo del cazador,

De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,

Y debajo de sus alas estarás seguro;

Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno,

Ni saeta que vuele de día,

Ni pestilencia que ande en oscuridad,

Ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil,

Y diez mil a tu diestra;

Mas a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás

Y verás la recompensa de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,

Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,

Ni plaga tocará tu morada.

11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,

Que te guarden en todos tus caminos.

12 En las manos te llevarán,

Para que tu pie no tropiece en piedra.

13 Sobre el león y el áspid pisarás;

Hollarás al cachorro del león y al dragón.

14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;

Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15 Me invocará, y yo le responderé;

Con él estaré yo en la angustia;

Lo libraré y le glorificaré.

16 Lo saciaré de larga vida,

Y le mostraré mi salvación.

Los beneficios de permanecer en la oración es que en medio del valle de muerte no estarás sólo, sino que él estará contigo, porque tu papá no te dejará ni te soltará.

Eres intocable cuando tienes una vida de oración.

Renuncia a la ansiedad y a la preocupación porque tú estás al abrigo del altísimo.

Cuando oras se desatan ángeles a tu favor, ora y a ellos mandará. Cuando oras tu nunca vas solo. Serás impenetrable, pero tienes que orar.

Invoca a Dios y él te responderá.

 

Publicar un comentario