El huevo de la duda

¿Tienes dudas y controversias en tu mente?

Hay algunas personas que pueden pensar que está de moda dudar, como una pieza de ropa o zapatos nuevos, y como está de moda creen que deben usarla. Escuchan de otros “Es imposible ser Santo en este tiempo” “ya los milagros no suceden como antes” y pare de contar, y muchos al ver que todos lo dicen, además de también decirlo, lo creen.

Se ponen la insignia de la duda, para estar acorde a sus conocidos y amigos. Esta es una insignia llena de superioridad y conocimiento. La serpiente usa este huevo para sembrarla en la mente, incubarla en el corazón y hacer que nazca.

Pitón no anda buscando a quien comerse, ella anda en el camino y agarra a los que andan por él, la pregunta es ¿Qué haces tú en el camino de ella?

El diablo siembra este huevo en todos los que lo permiten.

Lucas 4:3
3 Entonces el diablo le dijo:
—Si eres el Hijo de Dios, dile a esta piedra que se transforme en pan.

Satanás usará la Biblia que tienes contra ti mismo, porque él si la cree, tu no.

Cada vez que digas que eres un discípulo, él diablo te atacará para ver si lo que dices es verdad.

Dios no te escogió porque no había más gente, había muchísima, pero él te escogió porque creyó que tu podías ser la herramienta que iba a creer y deshacer las obras de Satanás en las personas.

Génesis 3:1
1 Ahora bien, la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho, la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de ningún árbol del huerto?

Por medio de esa pregunta llegó el espíritu de pitón a Eva. Así sucede hoy día, lo que antes creías, ahora el diablo va sembrando duda para que dejes de hacerlo. Él siempre va a buscar a una persona para sembrar la duda.

Todos tus problemas comienzan en la mente y son transferidos al corazón.

Así como Jesús le puso el pie a la serpiente en la cabeza, a pesar de que lo mordió en el calcañar eso provocó su muerte.

Está en ti creer o renunciar a ese pensamiento.

Satanás le doblegó la cerviz a la mujer para que se sujetara a él y no al hombre, y la atacó en la cerviz porque es lo que une el cuerpo con la cabeza. Ahí empezó la rebelión.

Cuando la serpiente le preguntó “¿conque Dios dijo?” la puso a dudar de lo que Dios le había dicho y hasta la llevó a cuestionarlo.

Cuando tu cuestionas la palabra que sale de la boca de un hijo de Dios pierdes la bendición de cambiar y ser transformado. Si te rebelas en contra de la palabra de Dios, ¿cómo te bendice?

¿Dios de verdad me ama? ¿Dios de verdad me va a sanar? ¿Él de verdad me va a ayudar en esta circunstancias? ¿la palabra de Dios es verdad, porque a mi no me funciona? Esas son algunas de las dudas que vienen a la mente, de las muchas que la serpiente quiere sembrar.

Cuando pones en tela de juicio lo que Dios dijo por medio del hombre de Dios, se le hace fácil usar la misma palabra en tu contra para que pierdas la bendición.

Las primeras palabras del nuevo testamento dicen claramente “escrito está “para confirmarte que Dios lo dijo. Es importante estar conectado con el cielo en medio del desierto, para que la duda no llegue, eso fue lo que le faltó a Adán Y Eva y al pueblo de Israel.

Tienes la herramienta para acabar con esa duda, la palabra dice “escrito está” y se acabará la duda, él problema, la circunstancia, la escasez, la maldición, la esterilidad, abre tu boca y dile “escrito está”.

Publicar un comentario