El Espíritu del Señor está sobre mí

 

Lucas 4:17

 

Hay muchas personas que se preguntan cuál es su propósito, y están de iglesia en iglesia buscando un lugar donde se sientan mejor y cómodo, y resulta que ellos son el templo y la morada del Espíritu Santo, y cuando Él habita en una persona es que se manifiesta.

 

Tu propósito es el mismo del Señor Jesús. No existe nada a parte de ese, ni fama o gloria propia, el propósito es que el Espíritu del Señor este sobre ti, ese debería ser y es el propósito, en donde no vivas tu sino el Señor en ti. Muchos quieren ir por el mundo como el profeta, el predicador o evangelista, pero aún no lo son ni en su propia tierra, en su localidad, ni en dónde viven.

 

El propósito de esta iglesia es anunciar el evangelio a los pobres. Aunque a un local le sucedió muchas cosas, nosotros fuimos probados para ver de qué estábamos hechos, qué había en nosotros.

 

El rey pensaba que quemando a Sadrac, Mesac y Abed-nego iba a acabar con el evangelio y con la predicación de la palabra en la tierra, pero resulta que a ellos no les paso nada porque estaban llenos del Espíritu Santo.

 

La iglesia desde que comenzó la pandemia se adormeció y desde entonces no ha despertado por completo. Pero resulta que el Espíritu de Dios está sobre ti, sobre cada hombre y mujer, sobre cada servidor y adorador, y ese es el propósito, servir al Señor con amor, pasión y entrega. Camina en ese propósito, Dios está mandando a la iglesia a qué se despierte de ese sueño. Dile a Dios que te avive para este tiempo, para cumplir su propósito en la tierra.

 

Dios te ha dado poder y autoridad. Jesús tuvo poder y autoridad y libero a cautivos, sanó a enfermos, los demonios huyeron porque el Espíritu Santo estaba en él. Así debe pasar contigo, que a dónde llegues suceda lo mismo, pero no por ti, sino por quien está en ti. No permitas que un espíritu de orgullo se apodere de ti, el diablo utiliza la misma estrategia desde el principio, no lo permitas. Tu eres la vasija.

 

¿Estas preparado para sanar gente y corazones?

 

Debes prepararte para que el Espíritu Santo more en ti. Así sucedía con los hombres de la biblia, David, Saúl, Sansón. Y por más años que han pasado el Espíritu Santo no te ha dejado solo, vino para guiarte, consolarte y llenar cada vacío en tu vida, falte la persona que falte.

 

Tu puedes hacer lo que Jesús hizo porque el mismo Espíritu Santo que estaba en él, está en ti.

 

El señor nos ha estado preparando y capacitando, no te llenes de miedo, porque Jesús está en ti.

 

Debes estar en una iglesia viva y llena del Espíritu Santo de Dios.

 

Cuando tú predicas la palabra de Dios cosas tienen que suceder. Y esa palabra debe ir acompañada de una vida, para que ella pueda manifestarse. Es necesario en la vida de todo creyente la humildad de Jesús y de su ejemplo debemos aprender. Manifiesta el Reino de Dios en cada lugar. Que sea un honor servir al pueblo que le predicas, porque eso le dará hambre y sed del Señor en sus vidas.

 

Manifiesta el Reino de Dios en donde estés, no solo en un templo o local, es donde estés, en el trabajo, en la universidad, en la calle. El poder no puede apagarse cuando sales de la congregación, debe estar más activo afuera que es donde viene la prueba, que este activo en tu mente, en tu corazón, en tu recamara secreta.

 

Dios te va a usar es cuando lo busques a él, ahí es que vas a ser un canal de bendición a otros.

 

Cuando predicas el Espíritu Santo debe estar ahí, tu eres quien debes llevarlo a cada rincón.

 

La iglesia debe despertarse hoy, precisamente en el momento que estamos viviendo, porque la tierra está hablando. ¿Dónde esta la iglesia en estos momentos? ¿Será que está dormida o el propósito está escondido?

 

No necesitas un púlpito para predicar, tu púlpito debe ser cada lugar que pisas y visitas. Su palabra debes ponerla por obra. Debes tener una vida de oración, de búsqueda, de predicación no solo en un local sino también en tu casa.

 

Sirve en el anonimato, no es necesario que los demás se enteren de lo que haces, no vociferes lo que haces, el Señor no quiere eso sino que todo suceda en el anonimato para que la honra y la gloria sea para él, aunque tú seas su instrumento.

 

Si oras por una personas enferma y ella se sana quien lo hizo fue Dios y él se lleva la gloria. Y se manifestará y mostrará su poder porque tu lo buscaste primero, tú serás su instrumento. Tu eres un atalaya.

 

Donde hay orgullo y ego no está el Espíritu de Dios. Así como el Señor reprendió a Pedro por ser instrumento de Satanás, así puede hacer contigo.

 

Si el señor te muestra algo o te revela algo mantente en silencio, haz lo que te mando a hacer pero no olvides que la honra es de él, tu no eres merecedor de su gloria. Debes estar en una espíritu de humildad, tu mejor ejemplo es Jesús.

 

¿Quieres ser discípulo o servidor?  Ese fue el ejemplo que Jesús te dejó y ahí debes obrar.

 

A dónde vayas debes llevar la manifestación del Espíritu Santo.

 

Debes ser un embajador del Señor en la tierra.

 

La luz debe colocarse enfrente de ti para que no tropieces, y si esa luz está en ti tu la llevarás a dónde vayas.

 

Dios quiere manifestarse en donde estés y a donde vayas y tú eres el instrumento.

 

Lucas 4:18-20

 

No puedes liberar a nadie en la calle cuando tu estás cautivo. Debes dejar que el Espíritu Santo te libere a ti primero para que tú seas instrumento para liberar a otros.

 

El señor es bueno y quiere usarte y quiere manifestar lo que dice en su palabra. Proclama su palabra dónde estés.

 

Proclama que este es el año para ti y para tu familia.

 

Cuando eres usado por el Señor muchos ojos te verán, no solo los que se gocen contigo, sino también por los religiosos que quieran maldecir tu vida.

 

El enemigo lo que quiere es robar tu bendición para que el Señor no te use, te dirá que no sirves, que no eres bueno, que no puedes cumplir el propósito de Dios. Pero es hora de que te levantes y le cierres la boca, dile “lo que tú digas es mentira, porque el Señor hará en mi lo que dijo en su palabra”.

 

¿Estás claro para qué Dios te envió al lugar donde estás?

 

Fuiste escogido desde el vientre de tu madre para proclamar su palabra y el va como poderoso gigante delante de ti.

 

Debes anhelar al Espíritu Santo poderoso de nuevo en tu vida. Declara la palabra de Dios en cada circunstancias porque haz recibido poder.

 

Y que la gloria de Dios sea sobre todo.

 

El Señor no te va a usar si eres un vaso de deshonra, por eso debes huir del pecado porque con él en tu vida el Espíritu Santo se contrista y se aparta. No te puede usar.

 

Eres uno con el Señor, Él está ahí para darte fuerzas, fortaleza, poder para que salgas a predicar su palabra.

 

El Señor quiere usarte para manifestar el Reino de Dios en la tierra. El Espíritu Santo se manifiesta y debes saber que no eres tú, que es él.

 

Se la luz en la circunstancias, porque tu eres un embajador en la tierra. Cuando te encuentres a alguien que esté pasando problemas, tu tienes el poder de la palabra para levantarlo y consolarlo.

 

Actívate y pide el poder de Dios en ti, que el Espíritu Santo venga y obres en la tierra en su nombre.

 

Hechos 1:2-8

 

Cuando el Espíritu Santo venga sobre ti recibirás poder, escrito está.

 

No tengas miedo, sigue adelante y cuando vengan las pruebas que tus raíces estén bien profundas, como la de las palmas para que pase lo que pase no te doblegues sino sigas de pie, porque el Espíritu Santo está sobre ti.

 

Necesitamos denuedo para hablar la palabra de Dios sin importar las consecuencias. Si a Pablo y Silas se le abrieron las rejas de la prisión, también pasará contigo.

 

Cuando tengas un encuentro con el Espíritu Santo procura alinearte en santidad, en vida y palabra para que así su poder sea manifiesto.

 

Necesitas al Espíritu Santo a diario, para donde vayas y para lo que hagas. Cuando buscas su dirección obtienes respuesta.

 

Él usa es a los instrumentos.

 

¿Quieres ser lleno del Espíritu Santo? Pide su llenura y manifestación en tu vida y no quedarás igual.

Publicar un comentario