Dios está contigo

 

¿Tienes la convicción de que Dios está contigo donde estás?

Dónde está el Espíritu de Dios hay libertad, si Dios abre los cielos sobre ti todo cambia, necesitas que Dios abra los cielos en tu familia, en tu casa, en tu empleo, en tu negocio, en tu vida.

Quien tiene una tierra y la siembra está esperando de sus frutos, siempre cuidándola. Si sientes que los cielos se han cerrado en tu vida, cree que tienes un Padre todopoderoso que lo puede abrir.

Levanta tus manos y pídele a Dios que abra los cielos sobre tu vida.

Reconoce que sin Dios en tu vida, este año y en todo lo que tienes planificado, será imposible que se cumpla. Ponlo delante de Él y como una tierra necesitada pídele a Dios que haga llover en tu vida, en tu mente, en tu corazón. Y que abra los cielos y te rodee a ti y todo lo que compone tu vida, porque lo necesitas.

Pídele al Señor que haga llover.

Juan 6:63

Todo lo que está escrito en La Biblia es su palabra y es Espíritu y ese Espíritu trae vida. Así que cada vez que proclamas la palabra estás proclamando vida.

Debes entender de una vez y para siempre que tú palabra y lo que dices juega un papel importante. Si lo que ves no te agradó, cambia lo que dices por la palabra del Señor. Es importante cuidar lo que hablas, a quien escuchas, con quien te unes, porque todo lo que salga de ahí es espíritu y se transfiere.

Cuida tu corazón, porque todo lo que recibes y se imparte en medio de conversaciones llega a tu corazón y eso se llena de vida, sea buena o mala, por lo tanto llena tu boca de la palabra de Dios, y lo que hables va a edificará tu vida y la vida de la persona con quien hables.

Si tienes necesidad y un problema no busques a un carnal que te aconseje, porque las palabra tienen poder y vida. Si tú buscas a alguien que no tiene nada de Jesús para que te aconseje, nada vas a solucionar, necesitas la vida de Jesús y personas que la hablen y la vivan.

Llénate de Dios, porque con lo que te llenes te llenarás a ti y llenarás a las personas con quienes hables.

La palabra que Dios te da es lo único que tiene valor para ti, porque la de una persona te puede cautivar, dañar, matar, emocionar, pero nada pasará. Quien no te hable la palabra de Dios no tiene nada para ti, todo lo superficial que te pueda decir se caerá. Si buscas solo lo superficial tu vida será un sube y baja.

La palabra es la única que te dará vida.

Muchos, aunque respiren y estén en una iglesia están vacíos de la vida de Dios.

Cuando estás lleno, y llega la prueba, vas a resistir, cuando llega las propuestas tendrás discernimiento.

Jesús es la vida de tu vida.

Renuncia a todo lo carnal, amistades, conocidos, conversaciones, relaciones que no tengan a Jesús, porque nada bueno te da.

Todo lo que dices es semilla que luego dan frutos.

Deuteronomio 28:1-5

Dios es omnipotente e inmutable, así que si tú lees su palabra y la prácticas, ella te da vida, porque es la palabra de Dios que da vida. Que tú 2023 no esté basado en emociones ni en lo que puedas ver, que esté basado en lo que Dios dice y lo que dice su palabra.

Imagina ser el favorito de Dios. Así pasó con José, era el favorito y eso provocó envidia. Dios fue quien le dio todo, ahora tú tienes que saber si la túnica que tienes te la ha puesto Dios o te la haz puesto tu.

Camina en la bendición de Dios. La bendición de Dios actúa en gente obediente, que se guarda para Él, que no solo hable La Biblia sino que la practique. Quien busca la palabra solo para decirla es solo positivista. La palabra de Dios no es superficial, debes vivir sus mandamientos porque quien camina en obediencia es a quien las bendiciones le persiguen.

Si vives como Dios dice, en obediencia, donde vivas, Dios te va a bendecir, porque la bendición no depende de la gente y lo que te rodea, sino de Dios.

De toda siembra que haz hecho recibirás cosecha.

Dios te bendecirá en tus hogares, en tus viajes, en todo lo que hagas, Dios te va a bendecir.

El diablo tenía planes de derrota, de entristecerte, pero dile que Dios llegó primero, porque Dios te dijo que serás feliz en el país que te dará. Serás como los que sueñan y estarás alegre.

Nunca te faltará alimento y siempre tendrás pan, Dios se va a encargar de tu provisión.

Dios te dará victoria sobre tus enemigos, así que dale gracias. Toda planificación del diablo y las tinieblas, de santería, brujería y todo el que se levante contra ti por un camino se irán por miles.

Si obedeces su palabra Él cumplirá sus promesas.

Por el testimonio de Dios en tu vida, los que quieran hacer algo contra ti tendrán miedo, porque han visto a Dios contigo.

Todos los ojos verán al Dios vivo manifestado en tu vida.

Porque si Dios lo dijo Él lo hará porque no miente.

Primero di lo que Dios dice, para que lo que vayas a hacer esté lleno de fe. Eres un pueblo escogido, cree porque Dios no miente, Él lo dijo y Él lo hará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicar un comentario