Conociendo a Dios cómo mi Padre

Cuando creemos que somos hijo de Él no importa lo que la gente puede decir y hacer. Necesitas la identidad de hijo, quien es hijo reclama la herencia antes de que muera el Padre. Llegó el día, no lo habías recibido porque no tenías identidad de hijo, pero se acabó el oprobio.

Cuando tienes identidad de hijo comienza a moverse el cielo y empieza a caer la herencia de salud, de finanzas, de prosperidad, de espíritu en tu vida.

Lo que estaba retenido llega porque el Padre vino.

Eres hijo de Dios.

Comenzó a descender la herencia a tu vida. Se acabó la estreches.

Olvídate de esos pensamientos de que no tienes, porque se acabó, porque el papá vino a retribuir todo el esfuerzo que haz hecho en el año. El diablo sabrá que hay un Padre en esta casa.

Se fue todo espíritu de escasez y ruina porque la herencia del Padre llegó.

No vas a depender de otro, de si otro te quiere dar o traer, porque los cielos se abren, los cielos de bronce se abren, y todo espíritu contrario se acaba.

Si los hijos de un rey terrenal se visten bien, imagina los hijos del Rey de reyes, no es cuestión de lujos, es que el papá ama a sus hijos y quiere a sus hijos bellos.

Camina con la frente en alto porque la esclavitud se acabó. Se acabaron las deudas, porque tu papá te trajo su herencia.

Cuando tú llegas a Dios y lo conoces como papá, puedes ser libre en el alma, en las emociones y sentimientos.

Eres hijo de Dios y Él es tu Padre.

Tú Padre está contigo para todos lados y por eso estás protegido.

Olvida lo que queda atrás y sigue a la meta, entierra el pasado, sea bueno o malo. Porque eso te tiene cautivo, deja el pasado allá, no regreses.

Dios echó tus pecados a las profundidades del mar, imagina solo esa profundidad, si nadie puede llegar allá, ni Dios, por qué tú mente va. Dios no te puede juzgar por lo que no se acuerda.

Jeremías 1:11-12

La palabra de Jehová es su voluntad y debe ser la tuya. Dios cumple lo que dice, por eso lo que te dijo se manifestará.

Dios antes de formar a Jeremías en el vientre de su madre ya sabía todo lo que tenía para él, desde que sería profeta y más.

No existen grandes hombres de Dios, existe Dios en un hombre.

¿Qué ves tú hoy? Es importante lo que ves a partir de hoy, porque Dios ya habló y para Él es importante lo que ves, porque tus ojos espirituales se abrieron.

Dios te dice, lo que te prometí te lo haré ver, tu creíste, lo demás me toca a mí.

Dios se va a encargar de que lo que te dijo, lo va a apresurar y se hará visible.

Dios primero le preguntó a Jeremías qué vió. Hoy te pregunta a ti qué viste, porque de ahí depende lo que hará.

Dios quiere que lo que te dijo se manifieste y se haga real, por eso va a montarse en su palabra para que ella tenga fiel cumplimiento. Tú no vas a vigilar, va a Vigilar Él, a ti solo te pide que creas.

Todo aquel que tiene un propósito por parte de Dios es perseguido desde el vientre.

Dios vigila su palabra para que ella se cumpla y después pueda ponerla por obra, hay un día, un momento, una hora, solo faltas tu para que te encuentres con lo que Dios te dijo.

Vas a recibir lo que Dios te prometió. Tú no tienes que hacer que la palabra se cumpla, tienes es que saber lo que dice su palabra. Si sabes lo que dice tranquilo. No puedes hacer que se cumpla porque tu no la dijiste, solo debes esperar. Solo tienes que creer lo que Dios te dijo. ¿Cuándo va a ocurrir? No lo sabes, pero si debes saber que debes estar en Él y en el lugar indicado. Muchas personas fracasan es porque piensan que ellos harán que ocurra, pero su responsabilidad solo es conocerla y creerla. Si tú crees lo que dice la palabra ella se va a cumplir.

Quizá Dios te ha prometido muchas cosas, pero como no te relacionas con la palabra no la conoces y Dios no puede hacer que se materialice. No es que tú lo hagas, Él lo hará.

Los que tienes identidad de hijo reciben la herencia antes de la muerte del Padre, está herencia no es de mortandad, es por ser hijo, porque Dios nunca muere. Papá vino a resolver todas tus cosas.

¿Qué significa para ti una vida de oración? ¿Es algo que solo haces en momentos de crisis? ¿Tú oración depende de una crisis o de una relación con tu papá? ¿La oración es una necesidad o solo una ayuda cuando lo necesitas?

Muchos se estancan porque si no lo visita una prueba no oran, no ayunan. La oración tiene que ser algo constante, día tras día.

Dios necesita oír tu voz. Cuando otra persona ora por ti Dios da respuesta es a la oración de esa persona, porque ella o él ora y también tiene necesidad. Dios no quiere que tengas muletas, quiere escuchar tu voz y que ores tu.

¿Dios en tu vida es algo inconsciente? ¿O está en tu vida como individuo?

Cuando oras ocasionalmente no conoces a tu papá. Es hora de conocerlo.

Por tener a Dios cómo Dios y no como papá vives como huérfano, y resulta que tú eres hijo, e hijo de Dios.

¿Dios está contigo y en ti siempre? No se trata del versículo de que Dios siempre está contigo. Piensa un poco, ¿realmente está Dios contigo todos los días? Porque el Padre siempre está con el hijo, no solo a veces. Dios estaba con Jesús siempre, nunca lo dejó solo, porque Él tenía identidad de hijo y sabía quién era su papá.

Si dices conocer a Dios y tienes mala relación con tu Padre bilógico es porque no conoces a Dios como papá.

La oración es parte de tu vivir diario, sin oración andas en la vida sin oxígeno. El oxígeno para tus pulmones es la oración, cuando no oras andas ahogado y asfixiado con los problemas y circunstancias diarias. La oración no solo es la congregación y en la casa, es en el trabajo, en la casa, en el bus, en la casa de tus familiares inconversos, en todo momento y en toda hora. Cuando una persona no tiene una vida de oración no tiene un buen diario vivir. Va para todos lados como sin guía, no por que Dios lo envió sino por una relación almática. Si vas porque tu Padre te guío y envío ves frutos, no problemas.

No puedes vivir sin oración.

Dios se renueva todos los días porque para lo que está pasando en el mundo todos los días se necesita ser renovado.

Cuando tienes una vida de oración Dios te habla mientras vas caminando y ves las necesidades. Cuando no tienes un diario vivir con la oración solo ves estorbo. Muchos viven sin ese diario vivir y en vez de ir a donde Dios lo envía va detrás del dinero, emociones, sentimientos, sin propósito.

Papá nunca te va a dejar ocioso en un lugar, pero tú sales a todos lados de ocioso.

Jesús nunca se movió sin orar, oraba toda la mañana, noche, madrugada y de día iba a ayudar a los seres humanos.

Hay que hacer ajustes.

Hablas más con los que te rodean que con tu papá del cielo. Si conversas con Dios el mismo tiempo y continuidad que con los que te rodean, imagina la relación que tendrías con tu papá.

Si tú vas a su oportuno socorro Él te hará justicia.

La gracias si es algo inmerecido, pero recibirla solo depende de que vayas al Padre para recibir también el socorro. Busca y entra al Padre y recibirás justicia, amor y pronto socorro.

Tu papá quiere andar contigo.

La ayuda es un regalo de amor, gracias a la obra terminada por Cristo. Dios te ve como su familia. Y Él es el padre de familia.

La oración es una conversación con tu padre, sin mentiras ni tabú porque Él te conoce, así que se transparente porque hasta tus pensamientos los conoce.

Dile lo que hiciste, pensaste, cometiste, si lo haces Él no te matará, te restaurará, pero debes dejar de hacerlo. Dios es un Dios de oportunidades.

Conoce a tu Padre del cielo tal cual como un niño conoce a su padre bilógico.

Dios quiere hablarte, desea restaurar la relación contigo.

El anhela poder llevar tus cargar y ayudarte en tus debilidades. Con lo que no puedes entrégaselo, y no va a llevar solo la carga sino también a ti para que seas fortalecido. Él no te da carga que no puedas llevar, si te la dio, Él te ayudará. Una cosa es cargar una carga y otra una cruz. Si Él te dio la carga te ayuda, pero con la que tú te montaste no te puede ayudar porque no te la dio.

Tu papá no es malo, es bueno. No puedes ser más bueno que Él, no puedes resolverle la vida a todo el mundo, porque el que la resuelve es Dios, por llevar carga de otro te enfermas y puedes morir.

El anhela tener una relación contigo. Anhela escuchar tu voz, porque Él la conoce en todo momento, la de gozo y la de congoja, las dos desea oírlas, el desea que vuelvas a Él.

Filipenses 4:6

Él sabe a dónde te lleve y te dirige el afán y sabe que el afán rompe tu relación con Él. El problema es que por el afán de cumplir las cosas vas a hacer de todo para conseguirlas. Él te dice en su palabra que busques primero el Reino de Dios y su justicia y todo será añadido y también que conoce los anhelos de tu corazón, Él desea cumplirlos.

Después del afán viene el estrés, la depresión y luego la opresión, hasta enfermarte.

Dios te está diciendo que tienes un papá y que no te quiere ver afanado. Sabe cuáles son las consecuencias de que vivas así.

Con el afán colapsa la mente, los nervios, el cuerpo y más, por querer hacer lo que no puedes hacer. Todo lo que hagas fuera de tu papá no lo podrás lograr o mantener.

Dios te dice que convertirá tu lamento en gozo.

En las escrituras encuentras repuestas para todo. Si quieres tener la vida que Dios te quiere dar debes volverte a las escrituras.

Si después de conocer todo esto, mantienes la misma actitud, nada pasará.

La felicidad de Dios y el amor de tu papá nadie te lo puede quitar, no hay nada que quite su paz, su amor, su gozo, Él quiere que vivas así. Si vives así vivirás el tiempo que Él quiere. Los afanes de la vida te envejecen, te cansan, te dañan. Si Matusalén vivió todo ese tiempo y de la manera que lo hizo, tu también puedes hacerlo porque su papá es el mismo que el tuyo.

Dios quiere que presentes tus peticiones delante de Él. No que te preocupes, sino que se lo dejes a Él, a ti te pide que vivas feliz.

Ten identidad de hijo y habla con tu Padre.

1 Pedro 5:7

¿No puedes con eso? Llévalo a tu papá.

Todo lo que te está impidiendo llegar a tu papá échalo en sus hombros porque Él si puede. El mismo mundo que Él hizo fue el que su hijo llevó en los hombros, con la ayuda de su papá. Si pudo con todo el peso del mundo más aún con ese peso que tienes.

La ansiedad acaba con tu vida, no tu con ella. Por eso es que existen los psicólogos y psiquiatras, para medicar a las personas ansiosas, pero la necesidad nunca es saciada.

Entra libre al 2023. Encuentra misericordia y oportuno socorro en Él. No eres un bastardo ni huérfano, eres un hijo de Dios.

En la tierra pasan muchas cosas pero en Dios puedes vivir en paz, feliz y contento, realizado en Él.

Él quiere cargar tus afanes y angustias, quiere resolver tus problemas de manera efectiva. Él cuida de ti. Tú papá es detallista y sabe lo que tú corazón anhela.

Él sabe lo que necesitas como papá, cómo mamá, como hijo, nunca te ha dejado ni abandonado.

Cada correazo que Dios te puede dar lo hace por medio de su palabra y en vez de dejarte una marca te deja un vida.

Tu papá quiere tomar todas tus cargas pero tú debes hacer algo, Él no te las va a arrancar, tu debes dárselas por medio de la oración. Dios está en todas partes pero no habita en todas partes. Tú debes llevarlo contigo por medio de la oración a donde vayas.

Tu papá quiere que vivas sin temor, sin carga, sin ansiedades. Jesús le dijo a su papá por medio de la oración la ansiedad que tenía cuando le dijo “Padre si quieres pasa de mi está copa pero que no se haga mi voluntad sino la tuya”. Cuando se las entregó fue el hombre más feliz del mundo.

Las cosas imposibles se hicieron posibles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicar un comentario