La Agonía

Es indispensable la agonía en una intercesión. Sin agonía no hay intercesión. La agonía es la segundo ley en el ministerio de la intercesión y es cuando Jesús vuelve a ser visible. Es el mismo espíritu de Jesús cayendo en una persona. Moisés tuvo ese espíritu, e hizo por medio de él, que Dios cambiará […]

leer más