Conecta tu fe con los dichos de tu boca

 

Efesios 6:12

Si entiendes este principio toda tu vida será distinta, no puedes resolver un problema espiritual con armas terrenales.

 

Debes ser cristiano verdadero, no puedes llamarte así y dices groserías y hablar de los demás. Como le creen a una fe que no vives, hablas de un Cristo que en ti no ha hecho nada.

 

Una de las cosas más importantes en la que te debes ocupar es de tu boca. Haz estado en reuniones donde el Espíritu Santo se levanta y se va. No debes vivir una vida así.

 

Cuántas veces te agarras de un versículo y se lo lanzas a satanás hablando y recitando pero no tienes una vida acorde a el, es una vida lo que respeta el diablo y lo que te da autoridad.

 

Dónde está la lucha para no ser más tu sino que sea Cristo en ti.

 

La boca para que hablé de fe debe ser limpia primero. Terminas frustrado, desanimado sin fuerzas, pero es porque la vida no va acorde a lo que dices.

 

Es tiempo de que circuncides tu corazón y tu lengua. Es tiempo.

 

Proverbios 21:23 RVR1960

[23] El que guarda su boca y su lengua, Su alma guarda de angustias.

 

Para que tengas resultados de lo que oras tu lengua debe santificarse.

 

Muchas cosas por las que vives angustia es por lo que dices con tu boca. Renuncia a la angustia y cierra todas las puertas que has abierto con tu boca y lengua.

 

Salmos 34:13 RVR1960

[13] Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño.

 

Dile “Señor ayúdame a refrenar mi boca de hablar engaño, quita de mí toda mentira en el nombre de Jesús”.

 

Efesios 4:29 RVR1960

[29] Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

 

Sino es necesario cállate, sino edifica cierra tu boca, sino va a restaurar no hables. Habla lo necesario, habla cosas buenas, que edifiquen a los que te oyen, las palabras corrompidas no deben tener cabida en tu boca.

 

Edifica, construye, sana.

 

Cuando malhablas, críticas, murmuras, chismeas, mientes, tu boca pierde el poder y la autoridad del cielo.

 

Con la boca que tratas de bendecir primero malhablas, y así traes maldición para tu vida.

 

Condenas y le pides al Padre que se levanté en contra del que malhabla de ti, ¿y a ti quién te condena cuando malhablas de otro?

 

¿Por qué es importante circuncidar tu lengua? Porque del fruto de tu corazón habla tu boca.

 

Proverbios 18:20-21 RVR1960

[20] Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. [21] La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

 

Sí quieres que todo lo que salga de tu boca suceda y la autoridad del cielo se manifieste en ti, debes curar los dichos de tu boca. Si te enfocas en hablar mal tendrás las consecuencias de tu boca, si hablas bien traerás bendición para ti.

 

¿Por qué citas la palabra de Dios y el caos sigue? ¿Qué estás diciendo con tu boca? Dios tiene compromiso no con lo que dice tu boca sino con lo que dice su palabra y eso lo activas con una vida santa.

 

Tus palabras almáticas no tienen peso ni resultado pero la palabra de Dios en tu boca sí.

 

¿Crees que en estos tiempos el evangelio tiene que vivirse tan frío, tan a la ligera, tan equivocado?

Es hora de conectar tu fe con los dichos de tu boca.

 

Publicar un comentario