Alaba al Rey

Alaba al Rey desde donde estés.

 

No hay otro nombre por encima del poderoso Jehová de los Ejércitos. Jehová se manifestará.

 

Comienza a invocar el nombre de Jehová, abre tu boca, y que Jehová descienda.

 

Jehová de los Ejércitos vino a pelear por ti. Le llaman guerrero Jehová de los Ejércitos.

 

Gálatas 3:13

 

Toda maldición que hayas arrastrado hasta hoy, sea maldición por pecado, por desobediencia, por tu vida del pasado, se rompió cuando aceptaste a Jesús cómo salvador, por eso no hay maldición que tenga poder en tu casa, no hay maldición que pueda reclamar herencia en tu vida, así que todo lo que esté operando tiene que huir porque tu eres redimido por Cristo, quien te redimió por la maldición de la ley.

 

Hay alguien superior que llegó a tu vida, por eso hasta hoy estarás desanimado, confundido, con doble ánimo. Acomódate que Dios tiene que hablar contigo, mientras estás entretenido en tu problema Dios está tocando tu puerta, rompe con el entretenimiento y el desenfoque.

 

Jesús se hizo maldición por ti.

 

Colosenses 2:13-14

 

Antes de llegar Él a tu vida, estabas podrido en pecado y maldiciones, pero vino para darte vida y bendición conjuntamente con Él. Y anuló todo decreto que había hacia ti. Todo lo que el diablo presenta en tu vida es contrario a lo que Dios ya dijo e hizo por ti, anuló toda acta de decreto.

 

Hizo de todo para que tú encuentres el camino. Había algo en tu contra para que no fueras bendecido, el diablo trajo el acta con tu pecado, pero Dios anuló esa acta que era contraria para tu bendición, la anuló y la quitó, clavándola en la cruz.

 

Ya Jesús pagó tu precio. Toda maldición que el diablo quiera traer a tu presente, Cristo la pagó.

 

El diablo estaba usando tu pasado para acusarte. Pero todo el que llegue a Cristo es una nueva criatura porque todo lo que había en su contra quedó anulado, Dios se llevó la cuenta, no tiene una lista porque la anuló.

 

Cuesta caminar sobre las circunstancias presentes. Pero Dios viene a recordarte que ya Él lo pagó. Si tenías un peso, del pasado, de finanzas, de enfermedad, ellas quedaron anuladas para ser usadas en tu contra, para detenerte y paralizarte, todo quedó anulado.

 

La economía está difícil y todos los días lo verás, pero Jesús ya pagó el precio, para liberarte del pecado, de la enfermedad, de la pobreza.

 

El diablo a diario va a venir a recordarte lo que hiciste, pero te vas a levantar y le dirás,  “Ya mi Padre pagó el precio, todo decretó lo quitó del medio y lo clavó en una cruz y nadie lo podrá volver a poner en el medio”.

 

Aun tus pensamientos Jesús los llevó en una cruz. Hoy te posee un poder de avance en tu casa, en tu economía, en tu salud porque el acta quedó anulada y Jesús la quitó del medio y la clavó en la cruz.

 

Toda maldición que el diablo quiera traer en tu contra Jesús la pagó y le puso la bendición por encima.

 

Declara la bendición de Dios en tu vida, de tu salud, de tu finanzas hoy la conquista y el avance caen en tu vida y nadie lo podrá detener.

 

Publicar un comentario